Banner
English (United Kingdom)Español
  • foto11.jpg
  • foto22.jpg
  • laghuallhua1.jpg
  • foto15.jpg
  • foto16.jpg
  • foto10.jpg
  • foto23.jpg
  • foto9.jpg
  • azulcocha.jpg
  • foto19.jpg
  • foto20.jpg
  • foto12.jpg
  • foto21.jpg
  • foto18.jpg
  • lagescalera.jpg
  • antiguopuentedecalicantovilca.jpg
  • foto17.jpg
  • foto24.jpg

Conociendo yauyos

Al sureste de la Gran Lima, algunos kilómetros delante de Lunahuaná, el viajero ingresa a los linderos de la difícil y escarpada provincia de Yauyos. Una zona que muestra, orgullosa, un mosaico de paisajes virginales que la mano del hombre no se atreve a modificar. 
En Yauyos el viajero hallará una serie de hoyas hidrográficas de fondo profundo y pronunciadas pendientes, valles cortados por profundas quebradas, estrechas gargantas y planicies. 
Posee una gran variedad ecológica que va desde los 1,539 msnm en la localidad de Omas, hasta los 4,800 msnm en el poblado de Tanta. Por ello, comprende los pisos altitudinales de Yunga, Quechua, Suni, Puna y Janca.

La mayoría de sus poblados están comprendidos en la región Quechua (entre los 2,300 a 3,500 msnm). Limita por el norte con la provincia de Huarochirí y la región Junín; por el sur con la región Ica; por el este con las regiones de Huancavelica y Junín, y por el oeste con las provincias de Huarochirí y Cañete, ambas de la región Lima.

Su riqueza es eminentemente paisajística. Por ello, junto a un importante sector de la provincia de Jauja, perteneciente a la región de Junín, conforma la Reserva Paisajística Nor-Yauyos-Cochas. 
En los predios de Yauyos se halla dispersa una serie de hermosas lagunas, cuyos espejos de agua se convierten en una época del año fuentes de consumo humano, agrícola y pecuario. 
Además de sitios arqueológicos importantes.  El clima es seco y templado, pero llueve entre diciembre y marzo. La época ideal para visitar la zona es de mayo a octubre. El viajero debe llevar abrigo, ya que por la noche la temperatura baja considerablemente. De día y con sol es posible disfrutar del frescor de las lagunas.
La temporada ideal para visitarlos es entre los meses de mayo y octubre. Se encuentra a 2,265 msnm. 
Deportes: En Yauyos el viajero puede practicar deportes de aventura. Ala delta, parapente, escalada en roca, canotaje o ciclismo de montaña; se encuentran entre los preferidos. Los amantes de la pesca deportiva tienen en las inmediaciones la laguna de Wayo. Allí se hallan exquisitas truchas. Para los andinistas están las imponentes cumbres de la Cordillera, de 5,700 msnm. 
Clima: Yauyos ofrece al viajero un clima templado: cálido en el día y frío en la noche. La temperatura máxima es de 28º C, mientras que la mínima es de 16º C. La temporada de lluvias es entre los meses de enero y marzo.

Las precipitaciones pluviales son también muy variadas. Desde 19 mm en Catahuasi, hasta los 941,1 mm de Yauricocha. La estación lluviosa se extiende de diciembre a abril. En muchas ocasiones causa estragos en las vías de comunicación. 
A pesar de las dificultades la actividad agropecuaria es la principal fuente de ingresos en la zona. Laraos, Carania, Miraflores y Vitis tienen en común la práctica de una actividad agrícola extensiva acompañada de ganadería en menor proporción. Las comunidades de Tanta, Vilca y Huancaya tienen la mayoría de sus terrenos ubicados por encima de los 3,600 msnm y son principalmente ganaderas extensivas. 
No existen hoteles. Pero en la mayor parte de los centros poblados existen alojamientos, posadas y albergues familiares, comunales y municipales. Inclusive, si el viajero es de espíritu emprendedor, tiene a su disposición los "Praderos" para organizar campamentos. 
En las zonas de mayor influencia turística la atención culinaria se brinda de acuerdo al pedido del viajero. Además junto a los paraderos de buses funcionan pensiones y mesas familiares. 
Entre las comidas típicas están el quesito con papas, el lahuachupe, la patasca de cebada, el chilcano de trucha, la trucha frita, la pachamanca, el bistec de alpaca, el churpucuy (cuy frito con maíz y habas) y el pushto
(haba tostada).
La zona es espléndida para los deportes de aventura.
Los ríos y espejos de agua de la zona son ideales para la pesca. Los cazadores tienen la oportunidad de abordar vizcachas y perdices, y en las Faldas de los principales nevados se advierte la presencia de venados.  
Las caminatas y el alpinismo son otras grandes posibilidades. En muchas ocasiones el viajero puede observar caravanas de estudiantes que incursionan en la pared alto andina y en la cuenca del río Cañete, específicamente en Vitis, Huancaya, Vilca y Tanta.